Ahora que la venta de viviendas se va animando, es necesario refrescar el concepto de la cedula de habitabilidad. Según figura en el Decret de la Generalitat 141/2012, la cédula de habitabilidad es un documento administrativo que acredita que una vivienda cumple las condiciones mínimas de habitabilidad que prevé la ley 18/2007 del derecho a la vivienda, y es apto para ser destinado a residencia de personas, sin perjuicio de que podamos realizar otras actividades en la misma.

La ley 18/2007 es una de las leyes más reformadas, aclaradas, enmendadas e interpretadas de los últimos tiempos, y eso es porque la mayoría de las leyes desde hace años, son buenas en su génesis conceptual y completamente defectuosas en su técnica ejecutiva.

Aplicación.- En la cédula no figura el nombre de la persona propietaria. En algunos ayuntamientos la piden para empadronamientos y reagrupaciones familiares. Es necesaria para darse de alta de los servicios de agua, electricidad, gas, y otros servicios y en la actualidad es necesaria para transmitir una vivienda en venta, alquiler o cesión de uso, en primera transmisión o en posteriores.

Excepciones.- Viviendas en construcción, VPO que queda sustituida por la calificación definitiva sólo durante 15 años, después se necesita cédula; herencias y donaciones, disoluciones de comunidad, transmisiones no voluntarias (expropiaciones, ejecuciones), alojamientos turísticos, salvo los rurales o viviendas. Por ultimo, en los casos de Rehabilitación o derribo, habrá que presentar determinados documentos administrativos, de los que, según los casos, les informarán en la  Notaría; Tampoco será necesario cuando se manifieste en la escritura que el uso de la vivienda no será precisamente ese: el de vivienda. En los casos en lo que SI es necesaria la cédula, y por causas excepcionales, se puede manifestar ante notario que se entregará la cédula en un momento ulterior, pero presentando la solicitud junto con un certificado de técnico acreditativo de que la vivienda reúne las condiciones necesarias para obtenerla.

Matices.- Los locales reconvertidos en vivienda y los estudios en general la pueden llegar a obtener, SIEMPRE que se pueda acreditar el uso como vivienda. Su plazo de vigencia actual ha pasado de 10 a 15 años, y una vez transcurridos se deben tramitar nuevamente.

¿Cómo se puede saber si una vivienda la tiene? Lo más fácil es llamar al 012, dando la dirección de la vivienda nos informarán.

Por último, comentar que aunque parezca que la tenencia de la cédula de habitabilidad supone la adecuación de las construcciones destinadas a vivienda a la legalidad urbanística, no es así.